viernes, 24 de febrero de 2017

INFIERNO(JARRONES VACÍOS)

No hay infierno más grande en este mundo
que perder el amor o los recuerdos,
cuerpo y mente postergan los acuerdos        
sumergidos en un limbo profundo.

La armonía y la paz en un segundo,
se tornan en terribles desacuerdos
que se alejan del mundo de los cuerdos,
y amaneces más cruel, más iracundo.

Lo que queda es un resto de confianza,
volvemos a empezar otra partida.
Ganamos siempre, si quiere la vida,

perdemos, si se pierde la esperanza.
No claudicamos en nuestra postura,
amar la vida, la apuesta más segura.

NADA QUEDA DE TI (JARRONES VACÍOS)


Nada queda de ti, ya estoy de vuelta
de tus palabras y tus despedidas,
olvidaré tu piel como tú olvidas,
a dar el giro hoy estoy resuelta.

Nada queda de ti, ya estoy absuelta
por todas tus mentiras escondidas,
como las rosas viviré otras vidas
y creceré más serena y más esbelta.

Renaceré con ellas imitando
su aroma, su color, su fantasía,
el color de sus pétalos me guía

a un edén que no existe la tristeza.
Moriré su espinas censurando,
habitará en mí siempre la certeza.

DE VUELTA(JARRONES VACÍOS)

Nada queda de ti, ya estoy de vuelta
de tus promesas y tus despedidas,
olvidaré también, como tú olvidas,
a marcharme hoy de ti ya estoy resuelta.

Mis palabras perecen escondidas
aunque yo quiera darles rienda suelta.
Igual que cada rosa nace esbelta
todas las primaveras conocidas,

inventaré sin ti  un vocablo nuevo,
es difícil, lo sé, me falta empuje.
Las palabras engañan fatalmente

y desgarran el alma lentamente.
Rosas y espinas plantaré de nuevo
en un jardín que el tuyo desdibuje.

AIRE(JARRONES VACÍOS)

Tu boca movió el aire con los labios
para decirme que sin mi morías,
que todas las estrellas me darías,
y lo anunciaste en todos los diarios.

El tiempo y sus antojos rutinarios
anuló las palabras que sentías,
convirtió las promesas que ofrecías
en baratos y burdos silabarios.

Ya no espero a la luna para verte,
ni busco tus palabras por la estancia,
pero hay veces que duele la distancia

y la luz me acuchilla sin sangrarme,
quizás tan solo para recordarme
que nunca yo he dejado de quererte.

CANSADA

No voy a soportar ya tus bajones,
pues con los míos ya tengo bastante,
ya tu presencia no me es importante,
olvida mi perfil en tus cajones.

No puedo ya seguir por los rincones,
herida, traicionada, intolerante.
Mejor vete de mí con tu talante
y olvídame, no acepto condiciones.

No quiero ser el amor de tu vida
mientras transitas por otros amores,
acrecientas mis dudas y temores.

Ahí tienes en papel mi despedida.
No quiero acariciar tu piel usada,
por tus caprichos ya estoy desbordada.

ABURRIDA

Hoy tus palabras ya me han aburrido,
vete sin miedo a ladrar a otro perro
y no me cuentes que estás muy dolido,
mi corazón has convertido en hierro.

Mi corazón ha muerto en el olvido,
¡largo de aquí! no acudas al entierro.
Estoy harta de haberlo consentido,
adoraré, dorado, a otro becerro.

Tantas mentiras, tantas insolencias
agotan la más fiel de las paciencias.
De ahora en adelante te propongo,

que vayas a otra tonta con tu tongo.
No mandes más notitas, más mensajes,
mi vida ya transita otros paisajes.

LEMAS

No perdono a la vida sus caprichos,
ni disculpo a la muerte sus errores.
No creo ya en el amor, los desamores
son como grises losas, como nichos.

No perdono al amor sus ilusiones,
ni sus promesas, ni su desvarío.
Mi camino es rodar como en el río
ruedan los cantos sin preocupaciones.

Que la vida sea un camino de rosas,
que la muerte no me toque de cerca,
que disfrute lo bello de las cosas,

son mis tres lemas a partir de ahora.
Disfruto ya el momento, fecha y hora
de empezar a dar giros a esta tuerca.



TU DESPECHO

No perdonaré nunca tu despecho,
has llenado mi mundo de inmundicia,
has jugado tus cartas con malicia,
no te quiero en mi mesa ni en mi lecho.

Mi vida entera dejaste en barbecho,
por tu falta de amor y de codicia,
contigo el tiempo impartirá justicia,
eres un tipo ruin e insatisfecho.

De nada sirve tu engreída lengua,
tu discurso falaz, tu extensa lírica.
No voy a ser tan tonta ni tan necia,

de esperarte sentada y melancólica.
Lo que poco cuesta poco se aprecia.
No te creo más, se acabó la tregua.

MI VIDA ES UN SONETO






Mi vida se repite cual cuarteto
de un soneto de Lope o Garcilaso
reiterando mis actos paso a paso
hasta llegar al último terceto.

Su cadencia soporto con respeto,
con miedo a los errores y al fracaso,
sintiendo la amenaza del ocaso
espero silenciosa y no me inquieto.

¡Pero ay de mí! ¡Sin meta, sin cordada!
con  mis sombras y luces batallando,
no encuentro la salida a esta emboscada.

Mi conciencia me abruma susurrando,
mi cordura y locura me lastiman,
y espero que en el tiempo se diriman.

EL OLVIDO


Sabes que no te olvidaría nunca,
que daría por ti la vida entera,
que por amarte muero la primera
si la muerte este amor por ti no trunca.

Pero si tú me olvidas, presto enjunca
tus palabras de amor, tu primavera,
porque yo olvidaré la vez primera
que juramos, amor, no odiarnos nunca.

Y de nada me sirven tus promesas,
si tus actos me muestran lo contrario.
Necesito una rosa que a diario

tu amor exprese, dulce melodía.
Caminaré buscando otras promesas   
allá donde termina cada día. 

DISPARO CERTERO




No me dediques ni un solo poema,
viejos sonetos ya tengo bastantes,
hoy tus palabras no son importantes,
con tu partida varié mi esquema.

Tu amor se aleja de ser un teorema,
no me impresionas como lo hacías antes,
no creo en tus palabras delirantes,                                               
ya he aceptado verdad tan extrema.

“Tienes mi amor” tú siempre me disparas
dando en el centro de toda la diana,
me creo cien mil veces tus palabras

y pienso nuevamente en el mañana.
Al fin terminaré como las cabras
si este dislate,  rápido no paras.

CUPIDO



Apenas reconozco mis palabras
cuando escucho mi voz como un lamento,
que acuchilla el silencio de un momento
y pide que sin más tus puertas abras.

No te pediré más. Nunca sabrás
por qué motivos negué mi alimento,
por qué mi vida sufre este tormento,
hasta que tu alma a mi razón entreabras.

El vértigo del tiempo nos juzgaba,
promesas recorrían nuestras venas,
palabras que gastadas tibiamente,

engañaban la mente o simplemente
es que sonaban tristemente ajenas
cuando Cupido flechas disparaba.

DESACUERDOS



No perdonaré nunca tu partida,
no fallece este amor tú lo has matado,
no esperes que me aferre a tu pasado,
preparas más mi muerte que tu huida.

Te voy a querer siempre, me dijiste,
y solo ha habido olvido en tus acciones
que broma del destino en los renglones,
de todos los poemas que escribiste.

Qué bien suena el amor cuando es eterno,
que falsos los finales tan felices,
qué fácil es mentir cuando es invierno.

Te vas y solo quedan cicatrices,
no hay amor ni valor, sí desacuerdos.
                                   Me quedan de tu piel solo recuerdos.

CAUTIVA




No quiero ya tu adiós civilizado,
vamos a muerte en esta guerra fría,
tú me olvidaste aquel año, aquel día.
No espero más olvido que el que he dado.

Todo me pesa en la mochila, nado
en un mar de silencio y agonía,
más un naufrago sabe que algún día
su calvario y dolor será aliviado.

No me preguntes si te he perdonado,
yo perdono y no olvido mientras viva.
Amigo sí, ya renuncié a tenerte,

aprecio lo que el tiempo me ha otorgado,
de tus caprichos ya no soy cautiva.
Buen viaje querido y buena suerte

UMBRÍA SOLEDAD








Umbría soledad la que me habita
que adosada a mi va como mi sombra,
oblitera mi luz, mis penas nombra
y en voz alta enumera y cruel recita.

Mi corazón por más que ponga cuita
en su costado los cardos escombra.
La rosa de belleza el suelo alfombra
y pétalos esparce si marchita.

El alma nace libre y solitaria,
se presta, se regala, no se vende,
pero amparo y ternura siempre añora.

Es esta vida incierta y arbitraria,
saciada de traición, abrumadora,
la que mi alma cautiva no comprende.

RUTINA



Tus manos, tus palabras, tus promesas,
mi miedo, mis abrazos, mi certeza,
dos almas que conviven como presas,
vencidas de rutina y de pereza.

Termina nuestro amor sin darnos cuenta,
igual que un tren se aleja en la mañana,
dar vueltas al pasado es una rueca,
una jaula, sin llave, sin ventana.

Vendrán otros amantes con sus cuerpos,
tratando de sanarnos las heridas,
tendremos que aferrarnos a sus vidas

para encontrar sentido a nuestro infierno.
Irás conmigo vayas donde vayas,
mi vida ya es como un trozo de tu alma.





viernes, 8 de julio de 2016

HABLAN LAS ROSAS



Si las rosas hablaran  narrarían poemas,
contarían historias de amores y fracasos,
pintarían secretos que en sus hojas ocultan,
esparcirían palabras al romántico viento
escondido, hoy en cáncer, tras nubes de indolencia.

Si las rosas soñaran teñirían el tiempo
de múltiples aromas y colores sensuales.
Una rosa es amor, es pasión entregada,
es un regalo efímero, es distancia y olvido
distinta en cada instante, oscuridad o luz.

Si las rosas amaran todo sería cielo,
mar serena y gaviotas recorriendo la arena,
y en mí cuerpo las olas y en mis manos el agua
formarían un ramo silencioso de espuma
que fluyendo vendría a morir en mis brazos.

Una rosa es distancia, es cariño robado,
un delicado abrazo, es entrega y pasión.
Una rosa es ternura, es un rayo de sol,
esperanza, amargura, un poema sin voz
cristal roto,  belleza, espejo luminoso.

Mientras cubran sus pétalos mi mirada infinita
no verán la crueldad del momento vivido.
Con la mirada limpia, una rosa renace,
una rosa acaricia con sus pétalos rojos
un corazón nacido a la vida de nuevo.



martes, 16 de febrero de 2016

NO SÉ..


No sé si acompañarte
al jardín que dibujan tus palabras
o quedarme callada
aguardando la noche
en el silencio frío de mi aurora.

No sé cómo quedarme
sin tu palabra cálida y frondosa
como un bosque de cedros.
No sé cómo esperar
sin tus manos posadas en las mías.

No sé, no sé, no sé...,
no me preguntes nada todavía;
no sé si es primavera,
no sé si es noche o día,
no sé si sanarán nuestras heridas.

No sé cómo decirte
que si faltara el eco de tu risa,
moriría despacio
como las rosas mueren
en el jarrón estéril de mi alcoba.

¿DE QUE ESTÁ HECHO EL AMOR?







¿De qué está hecho el amor?,
¿De caricias y de besos,
de palabras, de pasiones,
de promesas, de deseos,
de ternura, de ilusiones?

¿De qué está hecho el amor?,

Preguntabas al silencio
en soledad y tristeza
sin que nadie respondiera,
ni tus palabras oyeran.

Y el silencio, respondió:

El amor es como un lazo
juntando dos corazones.
Es una música suave,
que la pasión alimenta.

Es como un velero falto
del viento que lo gobierna.
El amor somos nosotros,
tus palabras y mi pena. 

lunes, 15 de febrero de 2016

ABISMO



Aquí estoy,
asomada al abismo de este poema,
en la duda de avanzar o retroceder ante lo desconocido.
Mi vanidad me empuja a dar el salto
pero me frena la prudencia.
La pulcritud del papel me deslumbra,
mis manos empuñan la pluma
y tiembla al dar muerte o vida a las palabras.
Los dedos agarrotados
oprimen los versos hasta hacerlos sangrar.

¡Señor de la palabra, ayúdame!
¡Qué difícil es llenar el vacío del silencio!

Estoy aquí,
dando un nuevo paso, en un nuevo verso,
porque transito un camino de delicadas palabras,
porque maquillo con palabras la crueldad,
pinto la belleza de las cosas con armonía.

Porque aflora la sensibilidad en su lectura
y me hace sentir más libre, más humana.
Porque con un puente hecho con palabras
cruzaré el insondable abismo de este poema.










martes, 2 de febrero de 2016

HORA DE ÍRSE


Donde habitaba la luz, habitan las tinieblas,
nada es cierto ni probable.
Como fantasmas macilentos,
los crespones de la indiferencia cubren los espacios
señalando el lugar que ocupó la ilusión.
Ha llegado el momento de partir:
hora de irse, sin aspavientos,
sin nada que esperar.
Es la ocasión de escapar; de buscar nuevas sendas,
de respirar profundo aunque el aire te hiera,
de renovar estancias viciadas de preguntas,
donde nada se cuestione y aletee la alegría.

¡Despiértate!-me digo-y escucha tu silencio,
acuérdate del día en que todo era placidez
y piensa en el mañana, no olvides tu sonrisa,
no entierres tu cabeza bajo esa indiferencia.
Aunque duelan los párpados;
aunque solitaria y callada, duela la noche
y a la ventana asome la luna hiriente,
atraviesa la puerta y derriba los muros
que te aíslan y apresan,
escapa cuanto antes de la fatalidad.
Puede que un día festejes que no te resignaras
a vivir entre ruinas, a morir día a día
¡Despiértate!-me digo-no mires hacia atrás.

LA LUNA PARA QUIEN LA SUEÑA


La luna para quien la sueña, pienso
y los planetas para los viajeros
para los que se mueven los primeros,
para los que promueven el consenso.

Pero la luna es tierra del inmenso,
de sueños, de ilusiones, de veleros
de viento navegando sin remeros.
La luna es para quien la sueña, pienso.

La luna no precisa de razones
porque su corazón va acompasado
a ese sol que recorre el universo,

atado a una galaxia de neones.
Su lado visto de luz coronado,        
su cara triste siempre en el reverso.






sábado, 26 de diciembre de 2015

LA MANCHA DE D. QUIJOTE



Por esta plana llanura
a lomos de su montura,
D. Quijote vuelve ya.

En su metálico casco
el sol refleja su luz
cansado de caminar.

Buscando cobijo y calma,
la sombra que proyectaba
no cesaba de llorar.

Llegó a su pueblo, su casa
que le esperaba vacía,
sin conocer su lugar.

De la mar venía él solo,
de la mar, triste figura,
volvía de batallar.

Desprovisto de armadura,
con su lanza y sin cordura,
las gentes le ven pasar.

-D. Quijote de la Mancha,
no D. Alonso Quijano,
todos me debéis llamar-.

Y la Mancha le nombró
ingenioso caballero,
hidalgo y aventurero.

Mi pueblo le vio pasar,
en su rucio ”Rocinante”,
soñando volver al mar.